Aceite de oliva y todas sus virtudes

Aceite de oliva, aunque consumido desde hace miles de años, ha sido hasta hace poco que el aceite de oliva se ha re-descubierto como un alimento enormemente beneficioso para la salud.

Componente esencial de la apreciada dieta mediterránea, el aceite tiene propiedades antioxidantes, protege contra el colesterol y la presión arterial alta.

Energético

El aceite de oliva, como toda grasa, tiene sobre todo una función energética. Aporta la energía que permite al organismo desarrollar actividades físicas e intelectuales y, además, es una fuente de calor.

Reduce el colesterol

Está compuesto hasta de un 80% de ácidos monoinsaturados, que contribuyen a bajar el llamado colesterol malo (LDL) que se sedimenta en las paredes de las arterias.

Además, mantiene el nivel de colesterol bueno (HDL), que se encarga de proteger las arterias conduciendo el colesterol anterior hasta el hígado para ser eliminado.

Quizá esta es la razón por la que en el Mediterráneo se produzcan menos infartos de corazón que en cualquier otra parte del mundo.

Antioxidante

El aceite de oliva virgen extra tiene un elevado contenido de vitamina E. Por eso, protege de la peligrosa acción de los radicales libres, y por tanto de la oxidación de los tejidos. Esto lo hace especialmente recomendado para los niños y personas de la tercera edad (ayuda a prevenir la arteriosclerosis y sus riesgos).

Protege la piel

El aceite de oliva tiene un efecto protector y tónico de la epidermis. Por eso, es muy adecuado para elaborar mascarillas y cremas para la piel.

Favorece la digestión

Por su alto contenido de ácido oleico, es el mejor tolerado por el estómago y fácilmente asimilado por el organismo. Contribuye a una mejor digestión, al buen funcionamiento del estómago y del páncreas, y es eficaz para luchar contra la úlcera de estómago.

Estimula el crecimiento

El aceite de oliva favorece el crecimiento de los huesos, la absorción de calcio y la mineralización de los huesos. Por eso puede ayudar a prevenir enfermedades degenerativas como la osteoporosis.

Favorece el sistema endocrino

Tomar aceite virgen extra también favorece el sistema endocrino, ya que mejora las funciones metabólicas del organismo.

El correcto funcionamiento de éstas permite al organismo fabricar nuevos materiales celulares y la energía necesaria para que marche bien el metabolismo.

Previene enfermedades degenerativas

El aceite de oliva virgen extra ayuda a proteger el organismo de la pérdida de la memoria o enfermedades degenerativas como el Alzheimer, gracias a sus grasas monosaturadas.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *