Bolitas de chocolate con licor y nueces. Para San Valentín

Bolitas de chocolate. Si hay alguna exquisitez que pueda compararse en número a las leyendas que jalonan la historia y la cultura de casi todos los países, éstos son los dulces. Mil y una variedades, formas, sabores, aromas y colores conforman el panteón de los postres tradicionales, los de autor y los inventados por nosotros.

Los hay para todas las ocasiones, tanto sean festividades, o incluso de temporadas. Niños y adultos se dejan seducir por los dulces y cocineros y cocineras, ya sean profesionales o aficionados, compiten por los mejores y más fastuosos resultados. Simples galletas, barrocas tartas o humildes dulces, todos resultarán excepcionales. Y yo como no quería ser menos he preparado unas bolitas de chocolate con nueces y las volveré a prepara para San Valentín, si alguien las quiere probar, aquí va la receta

 Para 4 personas

Dificultad: media

Tiempo: 30 minutos

 Ingredientes:

  • 100 g de mantequilla
  • 300 g de azúcar glas
  • 100 g de nueces molidas
  • 115 g de chocolate rallado
  • 1 huevo
  • 10 cucharadas de ron

Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es ablandar la mantequilla. Para eso, simplemente hay que sacarla de la nevera 30 minutos antes y dejarla a temperatura ambiente.

Después cogemos una fuente pequeña y mezclamos dos cucharadas de nueces molidas y dos cucharadas de chocolate rallado y lo reservamos.

En otro cuenco un poco más grande, ponemos la mantequilla, la mitad del azúcar glas, la yema de huevo (reservamos la clara a parte) y unas gotas de ron. Lo mezclamos todo muy bien para que se integre todo y reservamos.

Cogemos otro cuenco y ponemos la clara del huevo, el resto del azúcar, el chocolate rallado, las nueces molidas y el ron. Mezclamos todo muy bien hasta que tengamos una pasta suave, yo lo mezclo con las manos.

A continuación, formamos bolitas con esta pasta y le hacemos a cada una un agujero con el dedo. Rellenamos estos agujeros con la crema de mantequilla reservada.

Le volvemos a dar forma a las bolitas entre las manos para tapar los agujeros y que no se salga el relleno. Después, las hacemos rodar por la mezcla de nueces con chocolate reservada y las servimos bien frías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *