Bonito escabechado a la extremeña

Bonito escabechado a la extremeña. La gastronomía extremeña se caracteriza principalmente por su sencillez y sus sabores naturales, que confieren a su cocina un marcado carácter rural. Sus platos típicos, elaborados con excelentes materias primas, son ricos y variados.

Entre las recetas tradicionales de Extremadura se encuentran el zarangollo (verduras asadas), el cocido extremeño, el arroz con conejo, el gazpacho, las migas, las lentejas estofadas o la sopa de perdices.

Estas recetas típicamente extremeñas se surten de unos excelentes ingredientes propios de esta tierra tan rica en recursos naturales y que os iré poniendo poco a poco en este blog, ya que disfruto muchísimo de la cocina tradicional española.

Pero hoy no os traigo un plato de carne, os traigo uno de pescado, ¡que ya sé que Extremadura no tiene mar! Pero lo que sí tiene es una gracia innata para cocinar cualquier tipo de alimentos, ¡¡¡y el bonito no iba a ser menos!!!

Para 4 personas

Dificultad: media

Tiempo: 60 minutos (más el tiempo de reposo)

Ingredientes:

  • 4 lomos de bonito sin espinas
  • 250 ml de aceite de oliva
  • 250 ml de vinagre de sidra
  • harina
  • 2 ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de pimentón de la
  • Vera dulce
  • 10 granos de pimienta negra
  • sal

Preparación:

  1. Cortar los lomos de bonito en trozos medianos, sazonarlos con sal y enharinarlos.
  2. En una sartén con el aceite de oliva bien caliente, freír los lomos. Cuando estén dorados por fuera y aún poco crudos y jugosos por dentro, retirarlos de la sartén y disponerlos, en una cazuela de barro. Reservar.
  3. En el mismo aceite y a fuego muy suave, rehogar el laurel, el tomillo, el orégano y los dientes de ajo enteros.
  4. Añadir entonces una pizca de sal, los granos de pimienta previamente machacados y el pimentón. Remover bien y agregar el vinagre.
  5. Subir el fuego y dejar que cueza todo junto durante 2 minutos más.
  6. Cuando esté listo el escabeche, retirarlo del fuego y verterlo sobre el bonito.
  7. Dejar enfriar, tapar la cazuela con film transparente y guardarla en la nevera durante 24 horas antes de consumirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *