Cachopo de ternera. Receta asturiana

¿Habías comido alguna vez uno tan grande?

El cachopo es un plato tradicional que únicamente se puede encontrar en Asturias. En todo el mundo existen recetas similares, pero ninguna que llegue a su altura.

Cambiando la ternera por jamón de york están los clásicos sanjacobos y con pollo se elabora el cordon bleu.

La receta es similar porque son sándwiches en los que el pan se sustituye por carne. En algunos casos, incluso por pescado.

Pero en este caso está compuesto por 2 filetes de ternera y en la mayor parte de los restaurantes escogen para este plato los filetes más grandes que puedan encontrar en el mercado.

Si vas solo o sola a un restaurante, pregunta primero por las dimensiones

Así, en la mayoría de los locales el cachopo no se sirve en plato, sino en fuentes o tablones de madera que generan exclamaciones de sorpresa cuando llegan a la mesa.

De ahí que en ocasiones sea aconsejable pedirlo para compartir entre dos o tres comensales. Además, hay que tener en cuenta que un cachopo nunca se presenta a la mesa solo; siempre viene acompañado de alguna guarnición.

Las guarniciones

Las más habituales son unas patatas fritas, unos champiñones o una ensalada de unas proporciones similares a las del propio cachopo.

¡¡En fin, que os dejo la receta y vosotros mismo!!

Cachopo de ternera
Preparación
30 min
Tiempo total
30 min
 
Plato: Principal
Cocina: Asturiana
Raciones: 4 Personas
Ingredientes
  • 8 filetes de ternera
  • 4 lonchas de jamón serrano del tamaño de los filetes
  • 4 lonchas de queso curado del tamaño de los filetes
  • huevo
  • pan rallado
  • sal
  • aceite de oliva
Elaboración
  1. Salpimentar los filetes de ternera y machacarlos con las propias manos o una maza de cocina para que queden lo más finos posible.
  2. Coger un filete, estirarlo y colocar encima una lámina de jamón serrano y otra de queso. Taparlo con otro filete como si de un sándwich se tratara.
  3. Repetir el proceso cuatro veces con todos los filetes y, una vez formados, volver a aplastarlos.
  4. Colocar palillos en los extremos y laterales de los filetes montados, a fin de que sea más fácil trabajar con ellos. Pasar por huevo batido y pan rallado.
  5. Freír en una sartén con abundante aceite de oliva a fuego medio, con cuidado de que no se queme el empanado pero que se haga bien la carne.
  6. En el cachopo perfecto el queso debe estar derretido, para lo que es necesario freírlo unos 3 o 4 minutos por cada lado.
  7. Retirar los palillos y servir el cachopo recién hecho y acompañado de patatas fritas, champiñones o una ensalada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *