Carpaccio de salmón fresco. Receta fácil

Carpaccio

El salmón es uno de los pescados más ricos en ácidos grasos, concretamente omega 3. Por este motivo, su consumo resulta muy beneficioso para la población general y en particular para aquellas personas que sufran trastornos cardiovasculares. Asimismo, es una fuente excelente de proteínas de alto valor biológico y, por supuesto, un alimento versátil y sumamente sabroso.

¡Pero una advertencia!, a veces estos pescado tienen anisaqui, así que lo primero que hay que hacer antes de preparar esta receta, ya que el pescado se come crudo, es congelar el salmón al menos durante 12 horas, aunque yo, para asegurarme bien lo congelo durante 24 horas, de esa manera me quedo tranquila.

Dificultad: baja

Tiempo: 20 minutos

Ingredientes para 4 personas

  • 200 g de salmón fresco
  • 1 lima
  • 4 rabanitos
  • 1 cebolleta
  • 1 pomelo

Para la vinagreta 

  • 2 cucharadas de vinagre de vino
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de granos de pimienta negra
  • 2 cucharaditas de cebollino picado
  • el zumo de ½ pomelo
  • sal 

Preparación 

  • Saca el salmón del congelador y, antes de que se descongele del todo cortarlo en lonchas muy finas.
  • Prepara la vinagreta, mezclando en un cuenco las semillas de pimienta y el cebollino. A continuación, agrega el aceite el zumo de pomelo y el vinagre, y sazona con sal. Mezcla todo bien y resérvalo.
  • Pela y corta en gajos el pomelo, lava la lima y los rabanitos y corta ambos en rodajas finas, cortar en juliana la cebolleta y reserva todo.
  • Para montar el plato, dispone como base las lonchas de salmón. Después, los vegetales en forma de círculo y, por último, aderezar el carpaccio con la vinagreta. Sírvelo inmediatamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *