Casadielles. Receta tradicional asturiana

Casadielles, gastronomía de Asturias. Habitualmente se dice que los asturianos son unos llambiones. Es una palabra que en bable significa “golosos”.

Por eso,  hay quien entiende que de ahí viene la fama de la repostería del Principado. Sin embargo, no es algo novedoso, sino que ya siglos atrás los dulces que se hacían en esta tierra llamaban la atención.

Los estudiosos consideran que la fuerte tradición repostera del Principado se debe en buena medida a que a finales del siglo XIX y principios del XX el azúcar no era un ingrediente demasiado abundante en España.

Sin embargo, en Asturias sí era fácil encontrarlo debido a las buenas conexiones que tenían los indianos cubanos que habían vuelto de hacer las Américas.

Esto permitió que se fomentara el uso de platos dulces y se especializara aún más la repostería. La fama de los postres del Principado alcanzó tal nivel que fueron codiciados en las grandes ciudades españolas, como Madrid o Barcelona, durante décadas. Os dejo una de ellas, espero que os guste.

 Casadielles

Para 4 personas

Dificultad: media

Tiempo: 1 hora (más el tiempo de reposo)

Ingredientes:

  • 250 g de harina
  • 100 ml de vino blanco
  • 100 ml de agua
  • 1 huevo
  • aceite
  • levadura
  • sal

Para el relleno:

  • 250 g de nueces (sin pelar)
  • azúcar
  • anís

Preparación:

  1. En primer lugar, en una superficie lisa, preferentemente de mármol, formar un pequeño volcán con la harina, la levadura, el vino blanco, el huevo, el agua y la sal.
  2. Después, mediante movimientos circulares ir mezclando y amasando los ingredientes hasta conseguir una bola de masa que no se pegue a la superficie. Si no queda suelta, puede echarse un poco de aceite.
  3. Colocar la masa en un bol y tapar con un paño limpio esperando a que «suba» de tamaño. Dejar durante un mínimo de 2 horas.
  4. Partir las nueces y machacarlas con un rodillo de cocina. Añadir azúcar y anís. Ha de quedar una masa pegajosa y compacta.
  5. Cuando la masa haya subido, estirarla con la ayuda de un rodillo y hacer
  6. pequeñas divisiones de unos diez centímetros de diámetro.
  7. En el interior echar una cucharada de la mezcla de nueces, anís y azúcar. Cerrar con los dedos y prensar los extremos con la ayuda de un tenedor, con cuyos dientes se aplastarán creando un cierre decorativo.
  8. En una sartén poner abundante aceite de oliva a fuego medio-alto. Freír las
  9. casadielles con la ayuda de una espumadera.
  10. Colocar sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite. Espolvorear con azúcar. Servir frías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *