Cocido montañés. Receta tradicional

Cocido montañés o cocido cántabro. Uno de los platos que es indispensable degustar en tierras de Cantabria es el cocido, algo para lo que, si estáis por allí no tendréis ninguna dificultad, pues en muchas zonas de la comunidad es plato fijo en los restaurantes, especialmente en las áreas de montaña. Se cree que este nutritivo plato cántabro data del siglo XVII.

Existen dos variedades fundamentales de cocido en Cantabria: el montañés y el lebaniego. El primero es el plato más representativo de la gastronomía cántabra; también lo es el cocido lebaniego, pero, como indica su nombre, es mucho más típico de la comarca de Liébana.

También el cocido montañés constituye un menú completo y fuerte, con un gran contenido de proteínas. Es especialmente famoso en las zonas de

Cabuérniga, en el valle del río Saja, Ucieda y Cabezón de la Sal. Los ingredientes de este cocido son muy parecidos a los del lebaniego; lleva alubias, berza (o repollo, pues, como decíamos, no es siempre fácil encontrar berzas), patatas y los productos de la matanza del cerdo: tocino, chorizo, manitas, oreja, costilla, codillo y una nutrida morcilla de arroz. El cocido es un plato con un gran aporte calórico, lo que explica claramente por qué es típico de zonas de montaña. La ingesta de productos con muchas calorías ayudaba a soportar las bajas temperaturas de los inviernos en las montañas de Cantabria.

Para 6 personas

Dificultad: media

Tiempo: 90 minutos (más el tiempo de remojo)

Ingredientes:

  • 150 g de alubias secas
  • 250 g de panceta
  • 2 morcillas
  • 1 hueso de jamón
  • 250 g de carne de cerdo
  • 1 oreja de cerdo
  • 250 g de costillas adobadas
  • 3 patatas
  • 2 nabos
  • 1 berza
  • sal

Preparación:

  1. Poner las alubias en remojo la noche anterior.
  2. En el momento de prepararlas, cambiar el agua y echarlas en una olla junto con la panceta, el hueso de jamón, la oreja, la carne de cerdo, las costillas y un poco de sal. Dejar cocer todo a fuego lento durante aproximadamente 1 hora, espumando de vez en cuando con ayuda de una espumadera.
  3. Mientras tanto, limpiar y preparar los nabos y la berza. Pelar las patatas y cortarlas en trozos grandes e irregulares. Cuando las carnes estén hechas, incorporar a la olla las hortalizas.
  4. Pasados unos 15 minutos, añadir al cocido el chorizo y la morcilla cortados en rodajas. Una vez que esté todo en su punto, retirar la olla del fuego y servir las alubias y las hortalizas por un lado, en potaje, y las carnes por otro en plato aparte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *