Costillar de cerdo a la miel. Receta de Tierra de Barros, Extremadura.

Costillar de cerdo a la miel. Receta de Tierra de Barros, Extremadura.

Cabe destacar en la comarca de Sierra Grande-Tierra de Barros un bonito e interesante pueblo llamado Hornachos, que descansa en la falda de la sierra que lleva el mismo nombre.

Un pueblo peculiar y con mucha historia que principalmente se centra en la época romana, pues fue cuando más relevancia tuvo.

De allí he rescatado un pequeño texto que nos recomienda qué comer y qué beber de las tierras extremeñas. Y dice así:

«Busca en nuestra tierra los sabores de unos productos nacidos de la propia naturaleza; de la caza, de sus huertas.

De lo que comas o bebas aprende su origen. Del buen hacer culinario de nuestros guisos, especias o cocción, comprueba su sabor.

Llévate el recuerdo de lo natural, de lo nuestro. Heredados con años de tradición, los fogones y cocinas de Extremadura no han dejado de trabajar los mismos productos de antaño.

En estas tierras extremeñas para los sabores no pasa el tiempo».

Para 4 personas

Dificultad: media

Tiempo: 45 minutos

Ingredientes:

  • 2 costillares de cerdo
  • 200 g de miel de romero
  • 300 ml de jerez
  • 250 ml de caldo de carne
  • manteca de cerdo
  • aceite de oliva
  • pimienta
  • sal

Preparación:

  1. Primeramente, precalentar el horno a 180 ºC.
  2. A continuación, engrasar una fuente refractaria con manteca de cerdo. Disponer en ella los costillares y salpimentarlos al gusto.
  3. Después, verter la mitad de la miel por encima de la carne. Repartirla bien para que cubra bien los costillares. Agregar también un poco de aceite de oliva, la mitad del jerez y la mitad del caldo de carne.
  4. Seguidamente, hornear durante unos 20 minutos. Pasado este tiempo, dar la vuelta a los costillares y agregar el resto de la miel, del jerez y del caldo.
  5. Dejar en el horno otros 20 minutos.
  6. Comprobar el punto de cocción de la carne y si fuera necesario, cocer 5 minutos más por cada lado.
  7. Por último, servir caliente decorado al gusto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *