Crepes de pera, Receta fácil de preparar

Crepes de pera. Los crepes más famosos sin ninguna duda son los franceses, pero eso no quiere decir que lo hayan inventado ellos, ni mucho menos. Porque estas tortas hechas a base de harina de trigo y huevo ya se preparaban los tiempos del imperio Romano. De hecho se conocían en todas las provincias que ellos dominaban y que después se siguieron consumiendo a través de los siglos en todos los lugares donde se habían asentado los romanos.

Después fueron extendiéndose a otros lugares hasta ser conocidas en el mundo entero. Por ejemplo, en países como la Republica Checa, Serbia o Croacia se llaman palačinka. En Alemania pfannkuchen, en Holanda pannenkoeken, y en España se conocen con varios nombres, en Galicia se conocen como filloas o freixós, en Asturias fayuelos y en Cantabria frixuelos, averiguaré como se llaman en el resto de comunidades. En fin, que nombres los hay para todos los gustos, pero el resultado es siempre el mismo. Y lo mejor de todo es que las crepes se pueden rellenar tanto de dulce como de salado y encima se hacen en un momento. Aquí os dejo una receta con peras que la comí en el País Vasco, espero que os guste.

Para 4 personas

Dificultad: alta

Tiempo: 45 minutos

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 50 g de harina
  • 250 ml de leche
  • 20 g de mantequilla
  • 4 o 5 peras
  • 150 ml de licor de pera
  • 200 g de azúcar para almíbar

Preparación:

  1. En un cuenco, mezclar la harina con los huevos batidos y la leche.
  2. Derretir la mantequilla y agregar a la preparación anterior, trabajar bien con las varillas. Cuando esté bien mezclado, y sin grumos, dejar reposar 1 hora.
  3. Con un pincel, untar una sartén grande con mantequilla.
  4. Cuando esté caliente, verter 1 cucharón pequeño de masa, de modo que cubra todo el fondo.
  5. Cuando esté dorada por un lado, dar la vuelta para dorarla por el otro. Repetir la operación hasta acabar con la masa.
  6. Preparar un almíbar en un cazo con un poco de agua y el azúcar, hasta formar un almíbar ligero; debe hervir unos 10 minutos.
  7. Conservar caliente.
  8. Pelar las peras, partirlas por la mitad, quitarles el corazón y cortarlas en lonchas finas conservando su forma.
  9. Hornear las peras en una fuente refractaria con el horno precalentado a 180 °C con unas bolitas de mantequilla; dejarlas asar unos 15 minutos.
  10. Colocar las crepes en una bandeja refractaria; en medio de cada una poner unas cuantas lonchas de pera, envolver con la propia crepe como si hiciéramos canelones y rociar con el almíbar.
  11. Darles un golpe de horno para calentarlas, rociarlas con el licor de pera, flamear y servir enseguida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *