Cuscús de maíz para celíacos

De un tiempo a esta parte ser celíaco, es decir, intolerante al gluten, no es sinónimo de llevar una vida complicada. Muy al contrario, se podría decir que en la actualidad se está viviendo en nuestro país uno de los mejores momentos para quienes deben llevar una dieta sin gluten.

Y a ello han contribuido sin duda las diversas asociaciones de celíacos repartidas por toda España, que se han encargado de divulgar tanto las características de la afección como las directrices para llevar una vida «normal» a pesar de todo.

Asimismo, pocos son los que hoy en día no saben qué es la celiaquía, ya sea porque conocen a un amigo o tienen un pariente o son ellos mismos los que padecen la intolerancia al gluten; las autoridades sanitarias han jugado un importante papel en la difusión, ya sea por medio de campañas para dar a conocer la enfermedad o mediante campañas directamente destinadas a su detección.

A pesar de todo ello, las cifras no son nada tranquilizadoras, pues se habla de un alto porcentaje de enfermos no diagnosticados: cerca de un 75% del total de afectados. La celiaquía afecta a un 1% de la población total europea y no distingue entre niños y adultos, aunque es más frecuente en las mujeres.

Cuscús de maíz para celíacos
Preparación
45 min
Tiempo total
45 min
 
Plato: Primer principal
Cocina: Oriente Medio
Raciones: 4 Personas
Ingredientes
  • 200 g de cuscús de maíz y arroz
  • 2 muslos de pollo
  • 100 g de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 trozo de calabaza
  • 1 calabacín
  • 2 to mates maduros
  • 50 g de pasas
  • 1 ramita de canela
  • 1 ramita de perejil
  • 1 ramita de cilantro
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pizca de cúrcuma
  • 1 pizca de jengibre fresco rallado
  • 2 clavos de olor
  • 1 pizca de comino
  • 1 pizca de pimienta
  • unas hebras de azafrán
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
Elaboración
  1. Pelar y cortar en juliana la cebolla; pelar y cortar en trozos alargados las zanahorias; pelar, lavar y cortar en trozos medianos el calabacín y la calabaza; lavar y rallar los tomates. Reservar.
  2. Quitar la piel, deshuesar y trocear el pollo. Lavar y dejar escurrir.
  3. Seguidamente, en una cazuela, calentar un chorro de aceite y rehogar la cebolla. Cuando esté transparente, agregar el pollo y rehogar durante 10 minutos. Pasado este tiempo, añadir el tomate y condimentar con sal y las hierbas y las especias. Una vez frito el tomate, verter agua en la cazuela hasta cubrir el pollo, taparla y cocer a fuego medio.
  4. Cuando comience a hervir el agua, incorporar la zanahoria y continuar con la cocción 5 minutos más. Pasado este tiempo, añadir los garbanzos cocidos, las pasas, el calabacín y la calabaza, mezclar bien y cocer a fuego medio otros 5 minutos, hasta que todas las verduras estén en su punto, procurando que no queden demasiado tiernas.
  5. Mientras se cuecen las verduras, disponer el cuscús en una fuente y prepararlo siguiendo las instrucciones del fabricante.
  6. Una vez esté todo listo, poner el cuscús en un plato grande, hacer un hueco en el centro y colocar en éste el pollo, y encima de todo, las verduras, alternando los colores. Finalmente, verter sobre él un poco de caldo y servir bien caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *