Desayuno: una inversión para el día

 

Desayuno: una inversión para el día. El desayuno es la comida más importante del día para tener un cuerpo sano y con vitalidad.

Además, un desayuno sano, apetitoso y nutritivo es la mejor manera de empezar el día y tiene su lógica, porque después de ocho horas de ayuno (durmiendo) es importante que tu cuerpo disponga de los nutrientes necesarios para empezar el nuevo día con energía y vitalidad.

Que consigues con un buen desayuno:

  • Comenzar la quema de grasas de tu cuerpo
  • Tener más energía durante las mañanas
  • Una mejor concentración durante el día
  • Colocar el nivel de colesterol en un nivel correcto
  • Terminar bien tus tareas de por la mañana
  • Evitar el picoteo durante antes de la comida

Pero ¿que comer por la mañana?

Mucha gente piensa que no es capaz de comer nada por la mañana, pero no es cierto, puesto que la causa de esto es que han entrenado mal su cuerpo durante años.

Pero esto tiene solución, solo tienes que beber un vaso de agua justo después de levantarte y a continuación, elegir los alimentos que más te apetezcan siempre que sean alimentos sanos y apetitosos.

También es posible que no tengas hambre porque has cenado mucho y muy tarde, justo antes de ir a dormir. Lo aconsejable es no comer nada dentro de las tres horas antes de acostare, para poder disfrutar de un buen sueño relajado y reparador. De esta manera, por la mañana estarás descasado/a y con ganas de desayunar.

Si sigues estos consejos, empezarás a notar que tendrás hambre por la mañana, porque tu cuerpo te va pidiendo un desayuno sano y nutritivo.

Sin tiempo por la mañana

Evidentemente muchos de nosotros carecemos de tiempo por la mañana para poder disfrutar de un buen desayuno. Pero esto también tiene solución, aunque cueste un poquito de esfuerzo hay que levantarse un poco más temprano.

Hay que tener en cuenta que un buen desayuno tiene una gran influencia en tu productividad y tu eficacia durante el día. Puedes considerar este desayuno como una inversión para el resto de tu día. Acuéstate un poco antes y levántate media hora más temprano para desayunar en condiciones. Una buena opción puede ser de preparar tu desayuno la noche anterior y guardarlo en la nevera.

Té, desayuno
Cold tea with ice cubes on a tray

Opciones de desayunos:

  1. Zumo de naranja + bocadillo de pan integral con un poquito de aceite y jamón serrano + 1 pieza de fruta.
  2. Café con leche (puede ser de soja, almendra…) + 4 galletas tipo maría o integrales + 1 pieza de fruta
  3. Zumo de naranja + cereales integrales con leche desnatada y frutos secos + 1 pieza de fruta
  4. Té o café con leche + tortilla francesa o con jamón cocido + 1 manzana
  5. Café con leche o té + zumo de naranja, 50 g de pan integral con tomate y aceite de oliva + una loncha de jamón cocido.

 

2 comentarios sobre “Desayuno: una inversión para el día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *