¿Sabes donde usar las hierbas aromáticas? 2ª parte

Ajedrea (Satureja hortensis)

Esta hierba es aromática y un poquito amarga, su sabor nos recuerda al tomillo. Antiguamente los romanos la utilizaban para aromatizar el vinagre. En algunos países como Francia, esta hierba se utiliza junto con tomillo para dar olor y sabor a los guisos de conejo, de habas y de guisantes. Se conserva muy bien seca, para utilizarla después como aromatizante para el pavo o la ternera.

Menta (Mentha)

Esta hierba tan versátil es una de las más antigua que se conoce, se sabe que ya se utilizaba en las épocas de los griegos y los romanos. Tiene muchas variedades pero una de las más conocida es la Mentha spicata o menta verde, sus hojas son puntiagudas muy aromática. Queda estupenda con las patatas nuevas, con los guisantes y con la berenjena. A los marisco le va de fabula sobretodo a los langostinos a la parrilla.

Pero también tenemos la menta piperita, que tiene hojas redondeadas y velludas, tiene mejor sabor y suele ser junto con la spicata las más utilizadas. En países como Gran Bretaña se utiliza para el cordero asado, en Grecia una de sus formas más conocidas es para la salsa de pepino y yourt y en oriente medio se toma mayoritariamente en infusión, pero también para aderezar el cordero.

Hierbabuena

Su olor y sabor es muy semejante a la menta, pero algo más suave. La hierbabuena (Mentha spicata) crece a ras de suelo, junto a los estanques o en semi-sombra. Tiene propiedades curativas (desde facilitar la digestión hasta aliviar las quemaduras) y en cocina aromatiza sopas, guisos, verduras, estofados y en los caracoles.

Pimpinela (Poterium sanguisorba)

Esta planta tiene unas hojas verdes grisáceas con un sabor y frescor que recuerda mucho al pepino y forma parte de la cocina desde hace ya muchos siglos. Las hojas pueden usarse crudas en ensaladas y en bebidas refrescantes ya que son muy tiernas. Y queda estupenda para aromatizar vinagres. Esta hierba es muy utilizada en las cocinas de Italia y Francia.

Oruga (Eruca sativa)

La flores de esta planta tienen un color amarillo pálido y son muy parecidas a las de la mostaza. Las hojas son de un sabor agradable y ligeramente picante, y suelen usarse crudas en ensaladas. Si se recogen silvestres hay que tener especial cuidado ya que este nombre se la da también a otras plantas muy parecidas y algunas son extremadamente amargas. Es mejor adquirirlas el el mercado.

Melisa o toronjil (Melissa officinalis)

Bienamada de las abejas y de los apicultores, que la usan para aumentar la cosecha de miel. La melisa era el ingrediente más importante del elixir vital de Paracelso, destinado a hacer inmortal al hombre. Actualmente, su esencia aromatiza el Chartreuse, ese licor verde y potente que preparan los monjes, que mantienen en el más riguroso secreto la mayoría de los demás ingredientes. Las hojas frescas tienen aroma a limón, y las flores blancas quedan muy bien con el vino blanco, y en una bebida alemana que se hace con pepino, naranja y soda.

Borraja (Borago officinalis)

Se debe tener cuidado a la hora de manipular esta planta ya que es velluda y pinchosa. Para consumirla, lo primero es quitarle estos pelillos a las hojas y los tallos. La mejor manera de comerla es utilizando los tallos frescos y crudos en ensaladas. Las flores también nos pueden servir para decorar numerosos platos.

Aspérula (Asperula odorata)

Esta bonita y pequeña planta silvestre es poseedora de un agradable olor parecido al heno. Hay que recogerla en mayo y antes de su floración. Va muy bien para aromatizar el vino, para ello hay que lavar bien las hojas de la planta y sumergirlas en un recipiente con vino blanco y tenerla al menos 12 horas en la nevera. A la hora de servirlo, se cuela y se la agrega azúcar al gusto y un poco de brandy.

Levístico (Ligusticum officinale)

Es muy curiosa esta planta, parece un apio pero más grande y esparcido. Tiene un olor penetrante y raro, pero es agradable aunque denso. Se usa en caldos y sopas cuando se quiere dar un sabor a carne, pero hay que usarla con moderación ya que tiene un aroma intenso. Es muy conocida en la cocina holandesa donde le llaman maggi plant” a causa de que su sabor les recuerda a los cubitos de carne.

Angelica (Angélica archangelica)

Denominada con este nombre porque se creía que era un regalo del Arcángel San Gabriel. En infusión se utiliza para calmar la tos y prevenir los resfriados. También se utilizan sus tallos una vez confitados para la decoración de muchos dulces. Las hojas bien picaditas son un ingrediente fundamental para las mermeladas de ruibarbo.

Raiforte o rábano picante (Armoracia rusticana)

Con este rábano se prepara una salsa de sabor fuerte, pero a la vez fresca que sirve como un delicioso acompañante del rosbif. Si se ralla y se mezcla con un poco de mayonesa queda deliciosa para los huevos duros o rallado y mezclado con vinagre para acompañar el pescado. Si no se encuentra la raíz fresca se puede sustituir por comos secos que preparan en Suecia o en los EEUU.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *