Papaya con crema de azahar

Papaya con crema de azahar. La base de este delicioso postre es la papaya, una fruta tropical originaria de México.

Aunque actualmente se cultiva en otros países con climas cálidos, uno de ellos es España, más concretamente en las Islas Canarias, creo que en Andalucía también se cultivan, pero no estoy muy segura, tendré que investigar.

La mejor manera de comerla, siempre como todas las frutas es en crudo, ya que de esta manera se aprovechan todas las vitaminas y nutrientes que posee.

Pero es cierto, que no puedo evitar pensar que hacer con ellas desde el momento que las compro y en este caso, pensé que una crema de papaya estaría muy bien, así que he puesto manos a la obra y aquí está el resultado. Espero que os guste.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 papaya
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ½ cucharadita de canela
  • 2 cucharadas de agua
  • 150 ml de nata liquida
  • 250 ml de anata espesa
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 4 hojas de gelatina
  • fruta al gusto para decorar

Preparación

  1. Pon las hojas de gelatina a hidratar en un cuenco con agua fría.
  2. Pela y corta por la mitad la papaya, quítale las semillas, córtala en trozos pequeños y colócalos en un cazo con 2 cucharadas de azúcar, la canela y las 2 cucharadas de agua.
  3. Ponlo al fuego y deja que hierva hasta que la papaya se ablande. En este momento, agregas la nata líquida y déjala hervir unos 2 minutos, incorpora entonces, 2 hojas de gelatina escurrida, remueve un poco, apártala del fuego y deja que se enfríe a temperatura ambiente.
  4. Reparte la crema de papaya en vasos pequeños de forma que solo se llene la tercera parte del vaso y ponlo después en la nevera hasta que cuaje.
  5. Mientras tanto, pon la nata espesa en un cazo al fuego con 1 cucharada de azúcar y el agua de azahar. cuando llegue al punto de ebullición, agrega la gelatina restante y remueves un poco. Aparta el cazo del fuego y dejas que se enfríe a temperatura ambiente. Cuando se haya enfriado, reparte la nata en los vasos encima de la crema de papaya y ponlos otra vez en la nevera para que cuaje la nata.
  6. Después, ponle la fruta que quieras encima, decóralos a tu gusto, sírvelos y, ¡a disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *