Pizza húngara (Töki pompos)

Pizza húngara (Töki pompos) este es el nombre húngaro de esta deliciosa especialidad. Verdaderamente, es una especie de pizza sorprendentemente esponjosa, y sin duda alguna, es una masa suave rebosante de crema agria, cebolla, tocino y queso fundido que no dejará indiferente a quien la pruebe.

Hungría un bellísimo país

En el caso de tener la suerte de visitar Hungría, evidentemente, puedes degustarla en los puestos ambulante, sobretodo en las ferias y en los mercados de navidad, donde además, es sorprendente la paciencia que tienen los húngaros para conseguir un trozo de esta delicia a pesar del frío helado que hace en esta época del año.

Os animo a que la probéis, seguro que os gustará y repetiréis.

¿Queréis probarla?

Para 1 pizza para 4-6 personas

Dificultad: media

Tiempo: 50 minutos (más el tiempo de reposo)

Ingredientes:

  • 300 g de harina
  • 250 ml de leche
  • 20 g de levadura de panadería
  • 1/2 cucharada de azúcar
  • un poco de sal
  • 1 patata cocida
  • 1 cucharada de aceite
  • 175 ml de nata agria
  • 1 cebolla roja
  • 1 diente de ajo
  • 100 g de beicon
  • 100 g de queso rallado

Preparación:

  1. Poner la leche en un cazo y calentarla ligeramente. Pasarla a un cuenco grande y añadir el azúcar y la levadura, y dejarla fermentar.
  2. Mientras tanto, rallar la patata y mezclarla bien con la harina y una pizca de sal.
  3. Agregarle la leche con la levadura, y trabajar los ingredientes hasta formar una masa elástica. Si es necesario, añadir un poco más de leche.
  4. Después, dejar reposar la masa en un lugar cálido durante 30 minutos.
  5. Posteriormente, precalentar el horno a 200 ºC. Engrasar la bandeja del horno y espolvorearla con harina.
  6. Estirar la masa con un rodillo formando una base de pizza cuadrada. Colocarla sobre la bandeja del horno y regarla con un poquito de aceite.
  7. Hornear la pizza unos 15 minutos.
  8. Mientras tanto, pelar y picar el ajo y la cebolla, y cortar el beicon en trocitos. Mezclar estos ingredientes con la nata agria.
  9. Retirar la pizza del horno, esparcir por encima la mezcla de nata y beicon, y espolvorearla con el queso rallado.
  10. Continuar la cocción de la pizza otros 15-20 minutos, hasta que esté dorada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *