Plumcake de frutos secos

Plumcake es el nombre de un bizcocho de frutas que, según cuenta la leyenda, tiene su origen en la antigua ciudad de Pompeya.

¿Sabes quien lo inventó?

Se dice que el Sr. Giovani Plum estaba un día elaborando un bizcocho absorto en su trabajo, y naturalmente, por esta razón no prestaba atención a lo que pasaba a su alrededor. Pero tan pronto como miró por la ventana vio que la montaña había explotado.

¿Que paso en Pompeya?

El Vesubio había entrado en erupción y él con el susto, inmediatamente cogió la masa y salió corriendo. Dicen que posteriormente, al pasar por una frutería, el calor de la lava hizo explotar muchas frutas y cayeron dentro de la masa.

No sé si será verdad o no!!

En fin, una historia poco creíble porque desgraciadamente la ciudad de Pompeya quedó enterrada bajo las cenizas y no pudo salvarse nada ni nadie, de manera que la receta del plumcake habría quedado también enterrada bajo las cenizas del volcán.

Me creo más que esta masa fuese inventada en la época de los romanos y que en siglos posteriores se le agregara la fruta. Se tiene conocimiento por ejemplo, que ya en la edad media se le agregó miel (aunque actualmente, la miel es sustituida por azúcar) y algunos frutos secos. Sea como sea, el plumcake es una delicia, así que si queréis disfrutar de él aquí os dejo mi receta.

Ingredientes

  •  4 huevos
  • 1 clara de huevo
  • 300 g de harina, y un poco más para espolvorear
  • un puñado de musli
  • 25 g de pasas
  • 30 g de avellanas
  • 25 g de almendras
  • 100 g de nueces
  • 150 g de azúcar
  • 130 g de mantequilla a temperatura ambiente, y un poco más para engrasar
  • 1 sobre de levadura 

Preparación:

  1. Picar las nueces, las avellanas y las almendras y reservar.
  2. Después, batir en un cuenco grande, la mantequilla junto con el azúcar hasta que quede espumoso. Agregar seguidamente los huevos uno a uno sin dejar de batir.
  3. Tamizar la harina con la levadura y una pizca de sal y agregarla a la mezcla anterior, con cuidado de que no queden grumos.
  4. Finalmente, añadir los frutos secos troceados, las pasas y el musli. Reservar un poco de cada uno de estos ingredientes para decorar. Mezclar con ayuda de la espátula.
  5. Engrasar un molde para plumcake con mantequilla y espolvorear con un poco de harina. Verter la mezcla elaborada, llenándolo hasta la mitad. Espolvorear la superficie con un poco de harina.
  6. Cocer en el horno a 180 ºC durante unos 20 minutos. Después sacar del horno y decorar con los frutos secos reservados, pintar con la clara de huevo batida y volver a introducir en el horno otros 5 minutos. Dejar enfriar antes de desmoldar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *