Pote asturiano. Receta tradicional

Pote asturiano es uno de los platos que con mayor frecuencia se puede encontrar uno en cualquier casa un día de invierno, especialmente en los pueblos.

Aunque la fabada sea más conocida, parece ser que sus orígenes se encuentran en el pote, en el que las fabes son un mero acompañamiento.

También suelen tener un tamaño menor que las que se utilizan para hacer fabada. Las berzas son el ingrediente principal en esta receta, aunque

hay una serie de variantes en función de la zona del Principado en

que se elabore.

En el occidente se suele cambiar por rabiza y en los pueblos de alta montaña puede hacerse de nabos en lugar de berzas.

También existe la posibilidad de mezclar los dos ingredientes, especialmente cuando uno de ellos escasea en la cocina.

El compango, nombre que reciben en conjunto todos los productos cárnicos que se emplean en este plato, puede variar en función de la receta que se siga o de lo que se encuentre más o menos a mano en la despensa.

Se trata de un plato de elevada carga calórica, por lo que era especialmente consumido en los pueblos, pues proporcionaba a los campesinos la energía necesaria para seguir con su trabajo.

Al igual que ocurre con la fabada, se suele decir que el potaje de berzas está más rico al día siguiente de ser preparado porque el caldo ha reposado durante varias horas.

Para 4 personas

Dificultad: media

Tiempo: 2 horas (más el tiempo de remojo y desalado)

Ingredientes:

  • 1 manojo de berzas
  • 200 g de fabes
  • 2 chorizos
  • 1 trozo de lacón
  • 2 morcillas
  • 1 trozo de tocino
  • 1 hueso de jamón
  • 4 patatas
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • pimentón dulce
  • sal
  • agua

Preparación:

La noche anterior a la elaboración del plato, poner a remojo las fabes, los chorizos y la morcilla.

En otro recipiente meter en agua el tocino, el jamón y el lacón para desalarlos.

En una olla introducir todos los ingredientes y agregar agua hasta que queden cubiertos.

Añadir sal y poner a fuego fuerte hasta que rompa a hervir.

Mientras tanto, limpiar las hojas de berza y picarlas en trozos pequeños.

En una sartén aparte preparar también un sofrito con aceite de oliva, el ajo, la cebolla y el pimentón dulce, e incorporarlo, junto con las berzas, a la pota.

Dejar cocer durante 45 minutos a fuego medio.

Pelar y cortar las patatas en dados grandes y añadirlas a la pota.

Dejar otros 20 minutos al fuego y rectificar de sal.

Dejar reposar al menos una hora en la olla antes de servir el potaje.

Sacar el compango de la olla, cortarlo en trozos de pequeños y echarlo al mismo recipiente que el potaje de berzas para servirlo todo junto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *