Receta de Bacalao de Cuaresma

El bacalao de cuaresma. Un plato sencillo como pocos, sorprendentemente sabroso para comenzar la semana santa. Hoy en día, los más jóvenes no suele respetar mucho lo de la cocina de cuaresma, parece que está un poco pasada de moda.

Pero lo que si que es verdad, es que es una manera de cocinar muy sencillo y muy sano. Yo os animo a que cocinéis esta receta, no solo en Semana Santa, si no, en todas las estaciones del año, porque siempre será deliciosa.

Para 4 personas

Dificultad: baja

Tiempo: 20 minutos

Ingredientes:
  • 600 g de bacalao salado
  • 1 kg de espinacas
  • 150 g de harina
  • 100 g de pasas
  • 50 g de piñones
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml de agua
  • aceite para freír
  • sal
Preparación:

En primer lugar, poner a desalar el bacalao 24 horas antes de preparar la receta. Para eso, poner el bacalao en un cuenco y cubrirlo de agua y cambiarla al menos 3 o 4 veces.

Pasado el tiempo, escurrir el bacalao sobre un paño o papel absorbente. Pasarlo por harina y freír los trozos en una sartén con abundante aceite. Reservar.

Pelar y picar los ajos y sofreír en una cazuela de barro con un poco del aceite de freír el bacalao.

Añadir las espinacas y remover hasta que estén casi hechas y su volumen disminuya a la mitad.

Agregar los piñones y las pasas. Colocar el bacalao sobre las espinacas, verter el agua, tapar y dejar que se acabe de cocer todo junto.

 

Consejo: A esta receta se le puede añadir una manzana cortada en láminas muy finas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *