Receta de Tarta Zuccotto. Italia

La bella Toscana. 

El zuccotto es un postre típico de la región de la Toscana, en Italia. No se sabe ciertamente el origen de este pastel, pero los entendidos cuentan que su nombre se debe a la forma de la zucca, «calabaza» en italiano. Otros, más poéticos, aseguran que el nombre viene de que su autor, que se desconoce, se inspiró para crear esta maravilla en la cúpula del duomo (catedral) de Florencia, construida durante el siglo xv por Brunelleschi.

Como la Toscana es una tierra de vinos, puedes acompaña el zuccotto con un buen caldo de la zona.

Dificultad: media
Tiempo: 1 hora y 15 minutos (más el tiempo de congelación)
Ingredientes:

5 huevos

100 g de azúcar

75 g de harina

75 g de fécula de patata

1 cucharada de vainilla en polvo

Sal

Mantequilla (para engrasar)

Cacao amargo en polvo (para decorar)

Nata montada (para decorar)

Caramelo de azúcar rosa (para decorar)

Para el relleno:

500 ml de nata líquida

80 g de azúcar

60 g de cacao

4 galletas de almendra

Para el almíbar:

200 ml de agua

200 g de azúcar

2 cucharadas de licor de almendras

Preparación:

Precalienta el horno a 170 °C.

Primero prepara el almíbar, cociendo el agua y el azúcar hasta que esta se disuelva y logres un almíbar suave. Ya fuera del fuego, agrega el licor, remueve y reserva.

A continuación, separa las yemas de las claras y bate estas últimas a punto de nieve. Agrega entonces la mitad del azúcar y bate hasta que se incorpore.

Después, en un cuenco aparte, bate las yemas con el resto del azúcar hasta lograr una preparación de textura cremosa. Agrega esta mezcla al merengue poco a poco, con movimientos envolventes. A continuación añade la harina y la fécula, también con cuidado para que no baje demasiado. Por último, agrega la vainilla en polvo y una pizca de sal y mezcla hasta que se integren por completo.

Seguidamente, engrasa un molde con un poco de mantequilla y hornea el bizcocho durante 40 minutos. Cuando esté listo, retíralo del horno, desmolda, déjalo enfriar sobre una rejilla y luego corta dos discos del mismo tamaño. Uno de los discos córtalo en 8 triángulos iguales.

Prepara un molde de media esfera forrándolo con papel film. Empapa los triángulos de bizcocho con el almíbar y colócalos en el molde, forrando este. Reserva.

Monta la nata líquida con el azúcar. Divide la nata en dos cuencos y a uno añádele el cacao y al otro las galletas de almendra trituradas. Mezcla bien.

Rellena el molde con la nata mezclada con las galletas y luego con la nata con cacao. Cierra el pastel con el otro disco de bizcocho, cortando los bordes para que ajuste bien. Introduce el molde en el congelador durante al menos 6 horas.

Pasado ese tiempo, desmolda el pastel, colócalo en una fuente y espolvorea con cacao amargo antes de servir. La puedes decorar con un poco de nata montada y un caramelo rosa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *