Receta de Devils cake (Tarta diablo)

Devil Food cake. Ángel y demonio

Esta tarta es el “lado oscuro” de otro pastel llamado angel’s cake, también típico de la repostería estadounidense. Este que os traigo en esta ocasión es la versión mala de la pareja, la golosa, la viva imagen de la tentación…

Los comienzos fueron rojos

Nació a comienzos del siglo xx y en sus inicios se elaboraba el bizcocho con remolacha, entre otros ingredientes, pues lo que se pretendía es que el interior emulara el color del infierno: el rojo.

Con los años y tentados a satisfacer los paladares más golosos, los reposteros cambiaron la remolacha por chocolate. Con ello también rompían con un color, el rojo, durante muchos años relacionado con el comunismo.

En fin, que esta delicia es una auténtica bomba para todos los sentidos: los aromas, los sabores y las texturas unen fuerzas para ofrecer una auténtica tentación «diabólica».

Tanto niños como adultos quedan realmente prendados de la fuerza de esta tarta digna de su nombre.

Para ver la receta de angel’s cake, pincha aquí

Receta de Devils cake

Para 4 personas

Dificultad: baja

Tiempo: 1 hora y 15 minutos

 Ingredientes:
  • 3 huevos
  • 200 g de azúcar moreno
  • Sal
  • 125 g de mantequilla y un poco más para engrasar
  • 125 g de cacao en polvo
  • Esencia de vainilla
  • 125 ml de leche
  • 125 ml de agua
  • 210 g de harina
  • 1 cucharada de levadura en polvo
Para el relleno y la cobertura:
  • 400 g de chocolate
  • 400 g de mantequilla
  • 100 ml de leche
  • Esencia de vainilla
Preparación:

Precalienta el horno a 180 ˚C.

En un cuenco, bate los huevos junto con el azúcar moreno y una pizca de sal hasta que logres una mezcla espumosa y blancuzca.

Incorpora esencia de vainilla al gusto y remueve bien. Dispón en un cazo la leche, el agua, el cacao en polvo y la mantequilla.

Cuece sin dejar de remover hasta que todos los ingredientes se hayan disuelto.

Tamiza la harina junto con la levadura. Incorpora por este orden y en tres tandas la mezcla de harina y levadura y la mezcla de chocolate. Remueve muy bien hasta que resulte una masa homogénea.

Unta con mantequilla un molde de unos 22 cm de diámetro, vierte la masa y cuece el bizcocho durante 40-45 minutos; al pincharlo con un cuchillo, este debe salir limpio.

Una vez cocido, retira el bizcocho del horno y deja que se enfríe sin desmoldarlo. Cuando esté frío, desmóldalo y córtalo en tres trozos horizontalmente.

Para elaborar la cobertura, trocea el chocolate y la mantequilla, y derrítelos al baño maría. Remueve bien, agrega la leche y la esencia de vainilla. Mezcla hasta que se integre por completo y deja enfriar.

Rellena la tarta con esta crema y cubre la superficie y las paredes. Decora al gusto.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *