Revuelto de setas. Receta fácil

Revuelto de setas. Las setas no siempre se han cultivado, de hecho, hasta el siglo XVII no se empezaron a cultivar en Francia algunas variedades.

Pero siempre se han conocido y consumido. Se sabe que ya en la antigua Grecia se conocían sus propiedades y eran muy amantes de recolectarlas.

Los romanos por ejemplo, también eran buenos conocedores y consumidores de ellas y, por supuesto, el pueblo celta, que no solo las consumían en su dieta diaria, si no que también utilizaban las setas alucinógena para sus ritos religiosos.

Setas hay de muchos tamaños y colores, pero es necesario saber con muchísima certeza cuales son las comestibles, para no llevarnos un disgusto.

Lo mejor para estar bien seguros de lo que comemos y no poner en riesgo la salud de la familia, es compararlas en un supermercado o tienda. Así que yo he optado por champiñones y setas de cardo que las puedes encontrar en cualquier tienda.

Para 4 personas

Dificultad: baja

Tiempo: 30 minutos

Ingredientes:

  • 1 kg de setas al gusto
  • 2 manojos de ajos tiernos
  • ½ cebolla
  • 4 huevos
  • 200 g jamón curado
  • 250 g de chorizo
  • 4 ramas de perejil
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Preparación:

Pelar y lavar los ajos tiernos, y picarlos finamente. Pelar y picar la cebolla de la misma manera.

En una cazuela de barro con el aceite, saltear los ajos tiernos junto con la cebolla durante 5 minutos a fuego suave.

Mientras el sofrito se hace, lavar las setas a conciencia eliminando cualquier resto de tierra. Desechar la mitad del pie y cortar el resto en láminas finas.

Cuando los ajos tiernos y la cebolla comiencen a tomar color, agregar las setas y alargar la cocción 5 minutos más, hasta que el agua que hayan soltado las setas se evapore por completo.

Deben quedar secos pero jugosos. Una vez hechos, sazonarlos con sal.

Trocear el jamón y el chorizo, agregarlos a la cazuela y mezclar. Sofreír todo junto durante 2 minutos más.

A continuación, batir los huevos en un cuenco y añadir el perejil picado y una pizca de sal.

Incorporar los huevos batidos a la cazuela de las setas y remover durante 2 minutos, hasta que los huevos hayan cuajado.

Servir el revuelto inmediatamente en la misma cazuela o en platos individuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *