Sockerkringla o bollos de leche con chocolate

Sockerkringla o bollos de leche con chocolate. Hoy os pongo una receta bastante clásica ya en Internet, pero con un toque muy personal. Son unos bollos de leche típico de Suecia, allí se llaman “Sockerkringla”  son muy parecidos a los brioche.

Y la verdad es que quedan estupendos, muy esponjosos y deliciosos, a los niños les encanta, y son muy versátiles porque los puedes rellenar con lo que quieras.

Pero en esta ocasión,  para hacerlos diferentes, los he rellenado de chocolate. Se pueden rellenar de lo que quieras como he dicho antes, pero como en casas somos muy chocolateros, hemos optado por este relleno.

Espero que os guste, me podéis dejar vuestros comentario, solo por ver si os gustan. Ya me contaréis.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 550 g de harina
  • 180 g de leche
  • 120 g de mantequilla derretida
  • 80 g de azúcar y un poco más para rebozar
  • 25 g de levadura prensada
  • 1 tableta de chocolate negro
  • 1 cucharada de azúcar vainillado
  • mantequilla derretida para pintar

Preparación

  1. Disponer en un vaso la mantequilla derretida y la leche. Templar a unos 37 ºC y disolver en esta mezcla la levadura. Dejar reposar durante unos 15 minutos en un lugar templado.
  2. Después, colocar en un cuenco la mezcla de leche con la levadura, el azúcar vainillado, los huevos y la mitad de la harina.
  3. A continuación, amasar hasta que todo esté homogéneo y sin grumos.
  4. Agregar el resto de la harina y seguir amasando hasta obtener una masa elástica y que no se pegue a las manos.
  5. Dejar reposar la masa en un cuenco tapada con un paño limpio hasta que doble su volumen.
  6. Colocar la masa sobre la superficie de trabajo enharinada. Trabajarla con las manos unos minutos y dividirla en unas 20-24 porciones iguales. Formar tiras de unos 20 centímetros, aplastarlas un poco y poner dentro unos trozos de chocolate. Volver a enrollarlas de forma que el chocolate quede dentro de las tiras. Después, doblarlas y enrollarlas como si se tratara de nudos o darle la forma que se quiera.
  7. Disponer los enrollados sobre la bandeja del horno previamente forrada con papel de horno. Tapar con un paño y dejar levar de nuevo hasta que doblen su volumen.
  8. Introducir la bandeja en el horno precalentado a 200 ºC y cocer durante 6 minutos.
  9. Retirar los enrollados del horno y, mientras aún están calientes, pintarlos con mantequilla y rebozarlos con azúcar o si se desea, con chocolate rallado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *