Tarta cítrica de lima y queso mascarpone

El Mascarpone es un queso típico de Italia, concretamente de la región de Lombardía. Es un queso cremoso, consistente, de color blanco, con sabor dulce y altamente calórico. Aunque técnicamente hablando, el Mascarpone no es un queso, sino el resultado de añadir un cultivo de bacterias a la nata extraída de la leche que se usa en la fabricación del parmesano. Este queso, forma parte de los ingredientes de los más tradicionales postres italianos, como por ejemplo, el tiramisú. Pero también de otros postres menos italianos como la tarta de queso y lima, de la que os adjunto la receta para que la disfrutéis tanto como yo.

 Ingredientes para 10 personas
Dificultad: media
Tiempo: 1 hora y 15 minutos

 Ingredientes

  • 12 galletas integrales trituradas
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida y algo más para untar
  • 350 g de queso mascarpone
  • 50 g de azúcar + 2 cucharadas
  • 4 hojas de gelatina
  • 250 ml de nata para montar
  • 50 ml de zumo de lima
  • 2 cucharaditas de lemonchelo
  • 2 cucharaditas de ralladura de lima
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

  1. Forra un molde de 22 cm de diametro con papel de horno y engrásalo con un poco de mantequilla.
  2. Mezcla las galletas con la mantequilla y las dos cucharadas de azúcar. Cubre con ellas el fondo del molde. Ponlo a continuación en el horno precalentado a 180 ºC durante 10 minutos. Retira del horno y deja enfríar.
  3. Pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
  4. Mientras, en un cuenco, monta la nata.
  5. En otro cuenco grande, bate el queso con el azúcar hasta que quede suave. Agrega llas yemas y sigue batiendo hasta que estén bien integradas. Añade la nata, la vainilla, la ralladura y el zumo de lima y mezcla todo bien.
  6. Pon a calentar en un cazo, el lemonchelo, cuando esté caliente a grega la gelatina derretida y retira de fuego. Agregála poco a poco a la mezcla anterior de forma que se mezcle todo bien.
  7. Vierte la mezcla en el molde de las galletas y pon en la nevera al menos durante unas 4 horas.
  8. Después, desmóldalo y decóralo con unas rodajas de lima y unas nueces pecanas picadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *