Tarta Madame Pompadour, Receta

Tarta madame Ponpadour, el amor es dulce. No se sabe con certeza el origen de esta tarta, pero cuentan las leyendas que fue Luis XV quien mandó preparar la tarta más deliciosa y delicada que pudiesen hacer sus maestros pasteleros en las cocinas de palacio para agasajar a una de las mujeres que le robaron el corazón, quizá la más importante de ellas: la duquesa-marquesa de Pompadour, más conocida como Madame Pompadour. Pero esta noble no solo destacó por el amor que le profesaba el rey, sino, y mucho más importante, por ser una de las valedoras de la cultura francesa más destacadas de su tiempo

Mantequilla, frutos secos, bizcocho… y más mantequilla necesitan una bebida refrescante pero a la vez relajante, pues con tal dosis de calorías puede que el ánimo esté por las nubes. ¿Qué te parece una infusión de melisa fresca con unas cuantas estrellas de anís? Puedes tomarla tanto caliente (te lo aconsejamos) como fría. Si prefieres azucararla, hazlo con miel, pero no te pases… deja que el aroma de la melisa sea el protagonista.

Dificultad: media

Tiempo: 1 hora y 15 minutos (más el tiempo de reposo)

 Ingredientes:

  • 6 yemas de huevo
  • 120 g de azúcar
  • 150 g de almendras molidas
  • 50 g de harina
  • 4 claras de huevo
  • 2 cucharadas de agua caliente
  • una pizca de sal
  • mantequilla (para engrasar)
  • harina (para espolvorear)
  • almendras laminadas (para decorar)

Para el relleno y el glaseado:

  • 400 ml de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de maicena
  • 250 g de mantequilla
  • 250 g de azúcar glas
  • 3 huevos
  • 250 g de almendras molidas

Tarta Madame Pompadour. Preparación:

  1. Primeramente, precalienta el horno a 180 ˚C.
  2. A continuación, engrasa con mantequilla la base y las paredes de un molde desmontable de 26 cm de diámetro. Espolvoréalo, después, con un poco de harina.
  3. Después, en un cuenco, bate las yemas junto con el agua y 90 g de azúcar. Incorpora las almendras molidas y la harina, previamente tamizada. Mezcla bien.
  4. Posteriormente, bate las claras a punto de nieve junto con el resto del azúcar y una pizca de sal. Incorpóralas a la mezcla anterior con movimientos envolventes, procurando que las clarasno bajen mucho.
  5. Seguidamente, vierte la masa en el molde y cuécela en el horno durante 25-30 minutos. Una vez pasado este tiempo, retira el bizcocho del horno, desmóldalo y déjalo reposar sobre una rejilla durante unas 2 horas.
  6. Pasado ese tiempo, córtalo en tres capas y reserva.
  7. Para la crema, corta la vaina de vainilla a lo largo y extrae las semillas. Pon a hervir la leche junto con la vainilla y el azúcar normal. Cuando rompa el hervir, incorpora la maicena, sin dejar de remover, hasta que vuelva a hervir, momento en el que deberás retirar el cazo del fuego.
  8. Bate la mantequilla, previamente ablandada, e incorpora el azúcar glas poco a poco, hasta conseguir una crema espesa. Separa las yemas de las claras de los huevos. Agrega una a una las yemas a la crema y bate bien hasta que todo quede bien integrado.
  9. Añade esta preparación a la crema de leche y maicena, que debe estar completamente fría. Bate las claras a punto de nieve e incorpóralas también, removiendo con suavidad. Por último, añade las almendras molidas y remueve.
  10. Extiende ¼ del relleno en la capa inferior de la tarta. Coloca la siguiente capa de bizcocho y vuelve a extender ¼ parte del relleno. Dispón la última capa y reparte el resto del relleno entre la superficie y las paredes de la tarta. Esparce por último las almendras laminadas hasta cubrir la tarta por completo.
  11. Por último, introduce la tarta en la nevera durante al menos 1 hora hasta que la crema se endurezca.

 

.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *