Tarta de queso con frutas del bosque para celíacos

Una regla importante para los celíacos.

De la misma forma que no puede consumirse nada que no esté etiquetado, las preparaciones de bares y restaurantes tampoco pueden tomarse, o siempre bajo un estricto control. A no ser que el establecimiento esté explicitado en las listas de las asociaciones y cuente con su sello de garantía, deberá evitarse o, en caso extremo, preguntar cómo se ha elaborado exactamente el plato en cuestión.

Pero para evitar cualquier problema siempre es mejor cocinar en casa.

 Para 4 personas

Dificultad: media

Tiempo: 2 horas

 Ingredientes:
  •  150 g de harina de maíz
  • 50 g de maicena
  • 400 g de requesón
  • 3 huevos
  • 100 g de azúcar
  • la ralladura de ½ limón
  • 100 g de frutas del bosque
  • 3 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de anís
  • 3 cucharadas de mermelada de fresa casera
  • mantequilla para untar
  • azúcar glas
  • sal

Preparación:

 Precalentar el horno a 175 ˚C.

Mezclar en un cuenco la harina, la maicena, 1 cucharada de azúcar y una pizca de sal.

Seguidamente, hacer un hueco y agregar el anís, el aceite y un poco de agua.

Trabajar todo hasta obtener una masa homogénea; cubrir con un paño y dejar reposar 1 hora en un lugar cálido.

Mientras tanto, batir en un cuenco los huevos y añadir el resto del azúcar.

A continuación, agregar, sin parar de remover, el requesón y la ralladura del limón. Reservar.

Extender la masa en la superficie de trabajo, previamente enharinada; forrar con ella un molde untado con aceite y verter el relleno.

Hornear durante 40 minutos aproximadamente.Transcurrido este tiempo, retirar del horno, desmoldar y dejar enfriar.

Una vez fría la tarta, untar la superficie con la mermelada de fresa, decorar con las frutas del bosque y espolvorear con azúcar glas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *