Tarta vasa. Receta de Serbia

Tarta vasa, esta delicia es típica de Serbia, pero para nosotros es la tarta desconocida.

Verdaderamente, poco o nada se sabe del origen de esta exquisita tarta que nos llega de Serbia, un país hermoso con una gastronomía muy completa, que ha ido labrando su camino gracias al aporte de todas las culturas que se han ido asentando en sus tierras durante siglos.

Sin duda alguna, lo que sí sabemos, sin embargo, es que la dulcería serbia es una de las más reconocidas de Europa. De ello dan cuenta multitud de postres, dulces y pasteles que se sirven en las poslacticarnica, los locales centenarios en los que además de endulzarnos la vida podemos apreciar parte de la historia serbia.

Selvas negras, baklavas o kuglofs se sirven acompañados de buen café, en buena compañía, pues el pueblo serbio sabe y mucho de recibir con honores.

 Maridaje: En verano, en estos preciosos locales serbios suelen acompañar los dulces con un buen vaso de boza, una bebida popular que se elabora con trigo fermentado, endulzada, y que puede aromatizarse con jengibre y canela. Tiene alcohol y, aunque se trata tan solo del 1 %, debes tenerlo en cuenta si hay niños alrededor de la tarta. Si elaboras esta delicia durante los meses de frío, decántate por un café turco.

Para 4 personas

Dificultad: media

Tiempo: 1 hora y 15 minutos (más el tiempo de reposo)

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • 75 g de azúcar glas
  • 75 g de nueces en polvo
  • 1 cucharada de harina
  • El zumo de 1 naranja
  • Mantequilla (para engrasar)

Para el relleno y la cobertura:

  • 200 ml de leche
  • 75 g de azúcar glas
  • 250 g de nueces en polvo
  • 50 g de chocolate negro
  • 1 naranja
  • 4 yemas de huevo
  • 150 g de mantequilla
  • 300 ml de nata líquida azucarada
  • Ganache de chocolate
  • Nueces

Para la ganache:

  • 100 g de chocolate de repostería
  • 100 ml de nata

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180 ˚C.
  2. Engrasa con mantequilla un molde de 23 cm de diámetro y fórralo con papel sulfurizado. Vuelve a engrasar el papel con más mantequilla.
  3. Bate en un cuenco las yemas de huevo junto con el azúcar, hasta lograr una crema espumosa y blanquecina. Incorpora entonces las nueces picadas y la harina y mezcla.
  4. En un cuenco aparte, bate las claras a punto de nieve y agrégalas a la mezcla de yemas y azúcar poco a poco y con movimientos envolventes.
  5. Vierte la masa en el molde y hornea el bizcocho durante 30 minutos aproximadamente, hasta que, al pincharlo con un cuchillo, este salga limpio. Cuando esté listo, retíralo del horno, deja que se enfríe en el molde y entonces desmóldalo en una bandeja para servir. Riega el bizcocho con el zumo de naranja.

Para elaborar la crema

  1. Vierte la leche en un cazo junto con una cucharada de azúcar. Lleva a ebullición y riega las nueces; mezcla bien.
  2. Funde el chocolate al baño maría e incorpóralo a la mezcla anterior junto con la ralladura de la naranja y su zumo.
  3. Bate las yemas y el resto del azúcar en un cuenco aparte, y agrega esta preparación a la mezcla anterior. Incorpora finalmente la mantequilla, previamente ablandada, y mezcla hasta que todos los ingredientes se hayan integrado. Extiende este relleno sobre el bizcocho y reserva en la nevera durante al menos 2 horas para que se endurezca.

Para preparar la ganache

  1. derretir el chocolate al baño maría. Cuando esté bien disuelto retirarlo del fuego y reservar. Verter la nata en un cazo y poner al fuego. Cuando llegue al punto de ebullición, retirar del fuego. Añadir el chocolate derretido y mezclar hasta obtener una crema brillante
  2. Pasado el tiempo de reposo, monta la nata líquida a punto de nieve y extiéndela por la superficie y las paredes de la tarta. Decórala con el ganache de chocolate y las nueces.

 

 

 

 

2 comentarios sobre “Tarta vasa. Receta de Serbia

  • el marzo 15, 2018 a las 10:36 am
    Permalink

    Parece deliciosa pero…no lleva dos capas de relleno? Y como la montas entonces?

    Respuesta
    • el marzo 15, 2018 a las 11:38 am
      Permalink

      Yo utilicé un aro de los que se utilizan para hacer mousse y utilicé solo la mitad del bizcocho. Puse la mitad del bizcocho dentro del aro, le puse la crema de chocolate y lo dejé en la nevera unas horas, cuando se endurece la crema de chocolate, le pones una buena capa de nata, y también por los laterales. Le puedes poner a la nata un poco de cremor tártaro o gelatina sin sabor para estabilizar la nata y una vez estabilizada le pones la cobertura, pero sobretodo que la ganaché no esté caliente, para que no se te hunda la nata

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *