Tomates laguneros rellenos de pollo y jamón

Tal como os prometí en el post de pimientos rellenos,  y cebollas rellenas, aquí tenemos los tomates rellenos.

Una exquisitez de las islas canarias, ya que esta receta está inspirada en los tomates laguneros.

Se pueden servir como guarnición, como pica pica o como primer plato, de todas las maneras estarán buenisimos y los disfrutaremos.

Otra coso muy importante es que son muy fáciles de hacer y el resultado es delicioso.

Dificultad: media

Tiempo de preparación: 45 minutos

Ingredientes para 4 personas
  • 4 tomates medianos maduros pero firmes
  • 200 g de pollo (preferiblemente, pechuga)
  • 100 g de jamón del país
  • 80 g de pan rallado
  • 1 pizca de pimienta blanca
  • 1 cucharadita de albahaca seca o unas hojas frescas
  • aceite de oliva cantidad suficiente
  • 1 cucharadita de orégano seco o unas ramas frescas
  • sal
Preparación

Deshuesar y limpiar el pollo. Cortarlo en varios trozos y dorarlos en una sartén precalentada con un chorro de aceite de oliva.

A continuación, y una vez retirado el pollo, dorar el jamón troceado durante 1 minuto. Juntar ambos ingredientes y cortarlos en trozos más pequeños.

Añadir la albahaca y el orégano dejando un poco para la decoración.

Lavar los tomates, cortarlos por la mitad, sacar la pulpa y retirar las semillas. Mezclar la pulpa con la preparación de pollo y jamón.

Triturar todo hasta conseguir una pasta bastante fina y rellenar los medios tomates con ella.

Precalentar el horno a 225 ºC. Mientras tanto, mezclar el pan rallado con el perejil picado muy fino.

Agregar la pimienta, una pizca de sal y un chorrito de aceite y mezclar hasta que los ingredientes estén bien ligados. Disponer una capa lo más gruesa posible de esta masa sobre las mitades de los tomates rellenos y ponerlos en una fuente de horno.

Rociar con un poco de aceite y hornear durante 15 minutos hasta que la superficie se gratine. Retirar del horno. Colocar unas hojitas frescas de albahaca o un poco de orégano encima de cada tomate.

Si los tomates son muy grandes o se prepara más cantidad o se sirven con un puré de papas, esta receta puede servirse como segundo plato.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *