Nachos con queso cheddar y pico de gallo

Este plato también tiene su historia.

Según cuenta la wikipedia, la historia se desarrolla en la ciudad de Piedras Negras, México.

Se dice que varias esposas de militares estadounidenses llegaron a un restaurante llamado el moderno cuando este acababa de cerrar, pero el dueño Ignacio Anaya les preparó un platillo con lo poco que le quedaba en la despensa.

Les gustó tanto a las señoras, que una le preguntó por el nombre del plato y el mesero le respondió con lo primero que le vino a la cabeza “Nacho” contestó el mesero y poco a poco este plato fue incrementando su fama, primero en Estados Unidos y más tarde por el mundo entero


Ingredientes para 2 personas

  • 10 tortitas de maíz
  • 3 tomates bien rojos pero firmes
  • 1 cebolleta pequeña o ½ cebolla morada
  • 2 jalapeños en conserva
  • 100 g de queso, yo he puesto cheddar
  • 30 g de nata líquida
  • el zumo de ½ lima o limón
  • aceite de girasol para freír las tortitas
  • aceite de oliva para aliñar
  • un manojito de cilantro
  • sal

Preparación:

  1. Para preparar el pico de gallo, primero lava y elimina las pepitas de los tomates y los picas en dados pequeños, pica de la misma manera la cebolleta y el manojito de cilantro. Coloca todo en un cuenco y aliña con un el zumo de la lima o limón, un chorro de aceite de oliva y una pizca de sal. Mezcla todo bien.
  2. Para preparar los nachos, corta las tortitas de maíz en triángulos y fríelas en aceite de girasol hasta que estén bien doraditas y crujientes. Retíralas de la sartén y deja que escurran sobre papel de cocina.
  3. Coloca los triángulos una vez escurridos en una fuente que pueda ir al horno. Ralla por encima el queso y gratínalo en el horno a 200 ºC durante dos minutos o hasta que el queso esté fundido pero vigilando que no se quemen los triángulos de maíz.
  4. Retira del horno y rocía por encima la nata, los chiles cortados en rodajas y el pico de gallo.

Deja un comentario