Pastel de almendras

Hace días que colgué este PASTEL DE ALMENDRAS

De verdad que merece la pena probarlo, en mi instagran @cocinarydisfrutar, pero no lo puse aquí por que no tuve tiempo.

Así que aprovecho que ya es viernes por la tarde y que por fin puedo sentarme delante del ordenador para ponerlo en el blog.

Me gusta porque es suave, delicado y exquisito. Va genial para cualquier momento, bien sea de celebración o simplemente porque quieres darte un ¡gustazo!

Sea como sea, os dejo la receta y si queréis dejarme un comentario os lo agradezco.

También podéis seguirme en Instragram: @cocinarydisfrutar

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 150 g de harina
  • 60 g de almendra molida

Relleno y cobertura:

  • 500 ml de nata para montar (fría de la nevera)
  • 75 g de azúcar
  • 20 g de leche en polvo

almíbar con aroma de almendra

  • 200 ml de agua
  • 100 g de azúcar
  • 2 gotas de extracto de almendra amarga

Para decorar:

  • 150 g de crujiente de almendra

Preparación:

Batir los huevos con el azúcar hasta que hayan doblado su volumen y formen relieve.

A continuación, añadir la harina y la almendra molida poco a poco en forma de lluvia y con movimientos envolventes.

Verter la masa sobre una bandeja de horno (de las que se usan para el brazo de gitano), previamente forrada con papel de horno y cocer en el horno a 190 ºC durante unos 8 minutos o hasta que le superficie esté dorada.

Sacar del horno, dejarlo reposar 5 minutos, darle la vuelta y despegar el papel de horno, dejarlo sobre una rejilla para que termine de enfriarse.

Mezclar la leche en polvo con el azúcar, agregarla a la nata y batir hasta que esté montada. Reservar en la nevera.

Poner en un cazo el agua y el azúcar y dejar hervir unos 5 minutos a fuego suave. Retirar del fuego y dejar templar. Una vez templado, añadir el extracto de almendra amarga

Montaje de la tarta

Partir el bizcocho en tres partes iguales. (yo los hice cuadrados)

Poner una de las partes del bizcocho sobre una bandeja de servir y rociarla con parte del almíbar y a continuación, una capa de nata montada.

Poner encima otra parte del bizcocho y repetir la el paso anterior. Por último colocar el trozo de bizcocho restante y cubrirlo con el resto del almíbar, colocar la última capa de nata y decorarlo con el crocante de almendra.

Deja un comentario