Solomillo hojaldrado con queso Cabrales y compota de manzana

Al hablar de quesos asturianos el primero que se le viene a uno a la mente es el Cabrales. No en vano es el más conocido de todos, uno de los más utilizados en la cocina asturiana y el que ha sido capaz de hacer mundialmente famosa la localidad en la que se elabora. De modo que en esta ocasión he hecho esta receta, está inspirada en una que me si

También podéis seguirme en Instragram: @cocinarydisfrutar

Para 4 personas
Dificultad: media
Tiempo: 1 hora
Ingredientes:
  • 1 plancha de hojaldre
  • 600 g de solomillo (en una pieza)
  • 60 g de beicon (en lonchas)
  • 60 g de queso Cabrales
  • 1 huevo
  • aceite de oliva
  • pimienta negra
  • sal
Para la compota:
  • 1 manzana reineta
  • 60 g de azúcar
  • limón
  • agua
Preparación:
  1. Pelar, retirar el corazón y trocear la manzana en dados. Echarla a un cazo junto con el azúcar, unas gotas de limón y medio vaso de agua.
  2. Dejar que se vaya reblandeciendo durante 15 minutos a fuego lento. Pasar por la batidora para que la compota quede homogénea. Reservar.
  3. Salpimentar el solomillo entero y sellarlo en una sartén a temperatura media con un poco de aceite de oliva. No tiene que hacerse, únicamente coger un tono dorado.
  4. Colocar sobre papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
  5. Estirar la placa de hojaldre y trabajarla con un rodillo de cocina. Colocar el solomillo en el centro. En la parte superior de la carne colocar el queso Cabrales en trozos y cubrir con las lonchas de beicon.
  6. Taparlo todo con el hojaldre como si se estuviera envolviendo un paquete de regalo. Sellar bien los extremos.
  7. Batir el huevo y pintar la parte exterior del hojaldre. Precalentar el horno a 180 ºC durante 10 minutos. Colocar sobre papel de horno el hojaldre e introducirlo al horno.
  8. Hornear durante unos 25 minutos. Retirar cuando el hojaldre esté dorado.
  9. Partir el solomillo en raciones y acompañar con la compota de manzana a un lado.

Deja un comentario