Sopa de pollo y calabacín

¡Me encantan las sopas!, de todas las maneras que se hagan, con tropezones sin ellos, de verdura, de carne, de legumbres, frías o calientes… Siempre las encuentro deliciosas y tengo la suerte de que a mi familia también le encanten, así que no tengo escusas para al menos una vez a la semana preparar una bien deliciosa, de esas que repites hasta que no puedes más!.

En este caso he escogido una con denominación de origen rumano, claro que yo la he modificado un poco a mi manera. Originalmente lleva apio que yo he sustituido por calabacín que me resulta más suave. Si no encontrais la crema agria la podéis sustituir por nata líquida, ya que al llevar zumo de limón ya le da ese toque de acidez característico de esta sopa.

Espero que os animeis a prepararla y que la disfrutéis tanto como nosotros.

También podéis seguirme en Instragram: @cocinarydisfrutar

¡¡Buen provecho!!

Ingredientes:

500 g de pechuga de pollo

140 g de nata agria

1 calabacín pequeño

el zumo de un limón

3 yemas de huevo

2 zanahorias

la parte blanca de un puerro

1 cebolla

1 diente de ajo

unas ramitas de perejil

sal

pimienta negra

Preparación:

Limpiar el puerro y trocearlo. Cortar también las zanahorias, la cebolla y el calabacín en trozos gruesos.

Poner los ingredientes anteriores en una cazuela con ½ litro de agua y llevar a ebullición. Dejar cocer 30 minutos.

Añadir el pollo troceado, agregar otro ½ litro de agua y la sal al gusto. Cuando comience a hervir de nuevo, reducir el fuego y dejar cocer durante 1 hora.

Pasado ese tiempo, retirar la cazuela del fuego y reservar unos 300 ml del líquido. Quitar la zanahoria, picar en trozos más pequeños y volver a incorporarlos a la cazuela.

Retirar el calabacín y la cebolla, triturarlos en la batidora o un robot de cocina y pasar de nuevo a la cazuela. En un cuenco, majar el ajo y mezclarlo con las yemas y la nata agria. Añadir el caldo, mezclar y verter todo a la cazuela.

Añadir el zumo de limón y proseguir la cocción 15 minutos más.

Aderezar con el perejil picado en el momento de servir.

Deja un comentario